Noticias Completa



EL TERMOTANQUE SOLAR PARA EDIFICIOS
El uso del Termotanque Solar se presenta como una alternativa ante la necesidad de reducir el consumo de energía. Duran 30 años, se amortizan en 5 y no requieren mantenimiento. Sirven para calentar agua, con una placa captadora y un termo muy bien aislado. El tanque más usual, para una familia, tiene una capacidad de 180 litros y ya hay unas 1.000 casas que lo están usando. También vale mencionar que se producen proyectos a medida desde 1.000 a 10.000 litros, aunque se pueden fabricar tanques de hasta 40.000 para utilizar los termotanques en edificios de propiedad horizontal. Un punto adicional y no menos importante radica en el hecho de que el calentamiento del agua se hace sin emitir un solo kilo de CO2, lo que significa un impacto ambiental positivo. “Cada vez es más común encontrar sistemas de calentamiento de agua mediante energía solar en grandes construcciones como son los edificios de departamentos en propiedad horizontal”. En tal sentido, Pérez aclaró que no es necesario romper nada en el edificio. Y agregó: “Lo que hacemos es visitar el lugar con nuestra gente del Departamento de Ingeniería. Observamos los lugares disponibles en los cuales es factible instalar el campo de captadores y dónde es el mejor lugar para instalar el tanque de acumulación”. Por su parte, Alexis Atem explica que “el equipo posee un intercambiador de calor en su parte inferior, también en acero inoxidable. Por dentro de este intercambiador circula el líquido caloportador. Este líquido es el que se calienta en los captadores solares. Luego, mediante una bomba de criculación, el líquido es bombeado al interior del intercambiador de calor que está dentro del tanque, calentando el agua sanitaria. Una vez caliente el agua sanitaria es derivada mediante cañerías estándar a todo el edificio para su utilización”. Fuente: Revista Propiedad Horizontal nº334